jueves, 27 de marzo de 2014

El filósofo del spray-5


Cuando quise darme cuenta era un hombre casado, tenía dos hijas, una úlcera de estómago y cincuenta años. Luego pestañeé y ya estaba muerto.


4 comentarios:

  1. Estupendo micro, más que dinámico diría alocadamente veloz... Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pernando. Pues sí, un relato "supersónico". Te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar